Muchas personas que han acudido a un punto de venta de audífonos en Arturo Soria utilizan las palabras "oír" y "escuchar" de forma errónea. Ello se debe a que no siempre se tiene clara la diferencia entre una y otra, por lo que es necesario aclarar su significado, ya que hacen referencia a situaciones muy distintas.

El verbo oír hace referencia a la simple percepción de los sonidos. No se trata tanto de una acción, puesto que no se requiere por nuestra parte una disposición activa para oír (podemos oír incluso estando dormidos), sino más bien de la capacidad fisiológica que tenemos para captar los sonidos a través de nuestro cerebro. A ello, sin duda, nos puede ayudar el servicio de venta de audífonos en Arturo Soria.

Echando mano del Diccionario de la RAE, el verbo escuchar, sin embargo, hace referencia a prestar atención a lo que se oye. Se trata de una acción fundamentalmente voluntaria que exige una intencionalidad por nuestra parte. Al escuchar comprendemos lo que se nos está trasmitiendo, lo cual nos permite preguntar, participar, en definitiva, integrarnos en la conversación misma.

Con un ejemplo quizá se vea más claro: podemos estar en un bar lleno de gente con un grupo de amigos. En ese momento, nuestro cerebro percibe los sonidos que se generan en el bar, oímos el ruido, sin embargo, lo que hacemos es prestar atención a la conversación que mantenemos con nuestros amigos, de tal forma que nuestros esfuerzos se dirigen únicamente a escuchar lo que están diciendo entre tanto ruido. En definitiva, estamos oyendo el ruido del bar pero en realidad estamos escuchando a nuestros amigos.

En Studio Visión somos expertos en detectar los síntomas de pérdida auditiva a través de nuestro servicio de reeducación auditiva, así como en solucionar los problemas de audición disponiendo de diferentes modelos y marcas de audífonos.