Parece increíble, verdad?
Pues así es.
Un equipo de neurocientíficos han demostrado que cuando movemos los ojos, nuestros tímpanos también lo hacen de forma sincronizada.
Si miramos de reojo manteniendo recta la cabeza se producen cambios de presión y vibraciones en nuestro canal auditivo que hace que los tímpanos también se muevan.

La mayoría de nosotros tenemos mejor capacidad para comprender a nuestro interlocutor cuando nos está hablando si lo vemos

Para más información sobre el estudio realizado por el departamento de Psicología y Neurociencia y Neurobiología de la Universidad Duke
hacer clic aquí



Publicado: 3 de Mayo de 2018 a las 09:36