Escríbenos Dónde estamos
Mándanos un mailMándanos un mail
Haz click en:Copiar mailoAbrir mail
Mail copiado
Menu
chat WhatsappTeléfonocómo llegar

Precauciones en el uso de las lentillas

Para las personas que llevan de forma habitual gafas graduadas, el cambio a las lentillas puede resultar un alivio y una despreocupación. Sin embargo, un uso inadecuado de lentillas puede darle la vuelta a la situación y hacer que éstas sean una carga para tu visión. Por ello, es recomendable saber cómo darles el máximo provecho y hacer que tu visión no sea un impedimento.

En nuestro centro, Opticalia Estudio Visión, te ofrecemos un servicio de asesoramiento con profesionales altamente cualificados. Además, a continuación, te mostramos una serie de consejos y precauciones que has de tomar antes de empezar a utilizar tus lentillas.

1.    HIGIENE

Lo primero y más importante es la limpieza, tanto de las lentillas como de tus manos. Cada lentilla es diferente, por lo que las soluciones preparadas para su mantenimiento también. No debemos intentar limpiarlas con otro líquido que no sea el suyo ni dejarlas en otro lugar que no sea su estuche, y siempre que las vayamos a manipular, hay que lavarse las manos con jabón antes y después de quitárnoslas, para evitar que se acumulen partículas infecciosas en ellas.

2.    NO COMPARTIR LAS LENTILLAS

 También es importante no utilizar las lentillas de otra persona o las que están caducadas, pues existe riesgo de infección y de problemas oculares que pueden afectar a tu visión. Asimismo, es recomendable evitar su uso mientras nadamos, para evitar irritación.

3.    MAQUILLAJE

Cuando nos maquillamos los ojos, es necesario ponerse las lentillas antes de empezar. De no hacerlo así, existe riesgo de arrastrar partículas de los productos de maquillaje a la córnea y provocar su posterior inflamación.

4.    CADA LENTILLA EN EL OJO CORRECTO

Otra precaución que se debería tener en cuenta es la de no confundir la lentilla de un ojo con el del otro, pues pueden tener una graduación distinta que hará que lo que debería resultarnos fácil por llevar lentes de contacto se convierta en una complicación.

5.    NO DORMIR CON LENTILLAS

Por otra parte, hay que intentar no dormir con las ellas puestas, a no ser que estas sean específicas para ello. Muchas veces nos olvidamos de quitárnoslas y al despertarnos tenemos una sensación de sequedad en los ojos que puede resultar muy molesta. No todas las lentillas están preparadas para un uso prolongado, por eso, es necesario quitárnoslas antes de ir a dormir para evitar este tipo de molestias.

Por último, a la hora de quitarnos las lentillas, es recomendable mantener la cabeza hacia abajo, mirar para arriba y separar suavemente los párpados con los dedos limpios para que la lentilla se deslice sobre la parte blanca del ojo. De esta manera, será muy fácil pellizcarla con el índice y el pulgar para retirarla.

Además de estos, existen muchos más consejos y precauciones para el uso y mantenimiento de las lentillas. En caso de que necesites unas no dudes en pasarte por nuestra óptica en Calle Torrelaguna, 72, Madrid, y si tienes alguna duda estaremos encantados de recibirte.

haz clic para copiar mailmail copiado